miércoles, 26 de abril de 2017

Plagas, fiestas y ayudas extra

No me gusta comentar cosas negativas en este blog, pero en esta ocasión necesito desahogarme, así que, lo siento pero tengo que hablar de plagas. Pero tranquilos, no voy a hablar de la "tuta" del tomate, ni de los saltamontes o los caracoles que dejan las hojas de las plantas en el esqueleto puro y duro, ni siquiera de la sequía, o eso que yo llamo "I.R.N", impuesto revolucionario naturaleza, que consiste en que los mejores y más dulces frutos se los zampan los pájaros (por cierto, ese es el único impuesto que me parece lógico y natural). Hay una plaga de Ratas de dos patas (las de cuatro patas son asquerosas, pero las de dos además de asquerosas son peligrosas), que se dedican a meterse en los campos de los demás, normalmente provistos de bolsas de plástico de los hipermercados, y sin más, empezar a coger todo lo que pillan, bueno, o más bueno, destrozando además todo lo que tienes plantado.
Estas alcachofas tan bonitas, todavía les faltaban un par de días para estar buenas para recolectarlas cuando las fotografié, pero cuando fui a recogerlas me encontré con que "habían volado" y me quedé sin ellas, y además con las matas destrozadas; ninguna plaga natural me hubiera hecho tanto daño en las plantas, y todavía menos me hubiera puesto de tan mal humor como llegué a ponerme. Así que, resignación, que las Ratas de dos patas, también es una plaga y de las peores que pueden existir en los campos.
Después del desahogo, por el que pido disculpas, ya me pongo a escribir en plan normal como de costumbre; al ser fiestas de Semana Santa, de Pascua y todo esto, he tenido mas tiempo del habitual para poder ir al campo, además de que ahora realmente es cuando más trabajo tengo. De hecho, en una de las fotografías que puse hace un par de semanas, se puede ver uno de los trozos que estoy trabajando, y en esta secuencia, se puede ver como ha ido cambiando en estos días: primero, lo limpié de  hierbas, para luego labrarlo:
Una vez hecho esto, preparar los caballones y las gomas para poder plantar los tomates y todas las demás plantas para el verano:
Y ahí es donde este año he tenido una ayuda extraordinaria: mi nieto, de dos añitos, ha venido a ayudarme a plantarlo todo, y con toda la ilusión del mundo:
Y después del trabajo bien hecho, a revisar todo, que esté correcto:
Y luego de la agradable ayuda, seguí con el proceso, aunque ya fue otro día, Ya puse las "barracas" de cañas para sujetar las tomateras, y ahora está ya con un aspecto inmejorable:
Una vez arreglada la zona de "verano", con sus tomates, pimientos, pepinos, berenjenas, etc, ya pude dedicarme a otra tarea propia de esta época, como es la de aclarar los ciruelos, eliminando muchos de ellos, para que los restantes cojan tamaño y facilitar la tarea al propio árbol; lo que sucede es que cuando se mira al suelo, uno piensa "menuda escabechina no estoy haciendo"....
pero cuando se mira al árbol, se ve que apenas se ha vaciado la rama:
La verdad es que he aprovechado muy bien estas fiestas, yendo con bastante frecuencia al huerto, recogiendo habas, y adelantando mucho el trabajo, que espero continuar a este ritmo, y además, he salido de mi rutina habitual, lo cual ha producido que no tuviera conexión a internet (además de "olvidarme" el ordenador en casa"), por lo que no he cumplido con la tarea de este blog, y ahora que escribo apenas cuento nada; prometo mejorar....

domingo, 9 de abril de 2017

Consumir los productos de la huerta

Pocas veces suelo contar aquí las cosas que como, aunque es evidente que en muchas ocasiones me "pongo las botas" con los productos que nos da la naturaleza, tanto los silvestres como los cultivados. Pero esta semana ha sido una auténtica "delicatessen" que he podido probar, y que está reservada solo a los que cultivan las habas: Una simple tortilla con los ojos de las habas, es decir con eso que se tira cuando la mata está muy alta y se pretende evitar que crezca hacia arriba para que tenga más fuerza para granar los frutos. Me la recomendó mi amigo Miguel, y le hice caso; un auténtico placer para el paladar,

Y es que las habas, me gustan de cualquier forma; incluso cuando las recojo, me "pillo" a mi mismo comiéndome algunas crudas.
Pero no solo son habas lo que tengo plantado; las patatas ya van cogiendo forma las matas y este año espero recoger bastantes, ya que las perspectivas no pueden ser mejores:
También las almendras tienen buena pinta este año;
De todas formas, la lástima es que se ha muerto un almendro; llevaba ya tiempo reseco pero parecía que quería sobrevivir, aunque al final no pudo ser y ahora lo tengo reseco. Pero como no me gusta poner imágenes negativas, prefiero poner estos dos ciruelos, que hace un par de años estaban casi en la misma situación que el almendro que ha muerto, pero que con una poda adecuada han revivido, y de qué manera:

Y para acabar por hoy, ya tengo casi listo el terreno para poder labrarlo y plantar ya las hortalizas de verano, las de siempre, las que me valen para las ensaladas (tomates, pepinos, pimientos, ...), y también las calabazas, que espero que este año si que me salgan:

domingo, 2 de abril de 2017

Trabajo de preparación

Toca ir preparando el terreno para las hortalizas de verano; este año, inocente de mí, creía que lo tendría más sencillo, porque hace un mes, apenas había hierba, y me lo veía hecho, pero las cosas muchas veces no son tan fáciles, así que la lluvia y el buen tiempo a continuación, hizo que creciera de forma  realmente espectacular, hasta el extremo de tapar todo lo que tenía plantado. De momento, he conseguido por fin que se vieran las patatas y las habas y ahora ya empiezo a preparar el terreno para poder plantar lo típico de estas fechas (tomates, pepinos y pimientos), aunque para ello, primero he tenido que limpiar esta franja de terreno que delimita uno de los dos trozos que he plantado este año de habas:
Como se puede apreciar, en los trozos que no he limpiado aún, el herbazal es impresionante; el hecho de limpiar este trozo primero es porque ahí hay varios árboles pequeños, como un nogal, un níspero, dos higueras y un ciruelo; una vez limpio este trozo, los árboles ya tienen más espacio para ir creciendo.
Aunque el ciruelo que finaliza la franja, está espectacular:
Los ajos, este año parece que no se han llenado mucho de hierbas, y eso se está notando mucho, tanto en su aspecto en tierra, como los que se recogen:
 
Otras tareas que ya he tenido que  hacer ha sido aclarar los nísperos, que ya empiezan a estar de buen tamaño, y no tardarán nada en colorear:
Pero faltaba la sorpresa agradable que me dieron las alcachofas: ya tengo algunas casi buenas para coger:
Es decir, que las alcachofas, junto con los ajetes y las habas, que ya están empezando a producir, tengo unos cuantos caprichitos culinarios previstos.

domingo, 26 de marzo de 2017

Esto marcha

Esto es lo que tiene la primavera: un par de días de lluvia, abundante, intensa, y a continuación, unos cuantos días de calor, y automáticamente, comienzan a brotar y a crecer las plantas, las flores y lo que se presente. Aunque realmente, a lo que mejor le va este clima es a las hierbas "no deseadas". Y esto es lo que tengo que hacer ahora, ir limpiando las hierbas porque en caso contrario, se pierden las plantas que se cultivan, y como ejemplo, estas patatas, que estaban totalmente desaparecidas:
En esta primera fotografía, se ven algunas plantas, pero después de limpiar bien el terreno, ya aparecen todas:
Incluso parecen más grandes, una vez que se han limpiado las hierbas a su alrededor. También tienen un  aspecto extraordinario las habas, que por cierto ya empiezan a dar frutos.
 
Cierto que cuando está limpio de hierbas todo tiene mucho mejor aspecto, pero siempre cuesta; a veces, hay plantas, como este árbol que no se que es, pero que da unas flores preciosas y por eso, además de ser un árbol de los que retienen la tierra en los márgenes, lo mantengo:
Hablando de árboles, los ciruelos que estaban totalmente llenos de flor, empiezan ya a cuajarlas, y a sacar los frutos: 

Y si los ciruelos ya empiezan a mostrar sus frutos, hay otros, como las higueras, que ya muestran lo que será su producción de brevas:
Y aunque todavía es muy pronto, la verdad es que ilusiona mucho ver las flores en los olivos: